A principios de 2017, compartiendo la misma sinergia y pasión por la música ciudadana, entre el pianista Juan Pablo Moltisanti (Argentina) y la contrabajista Jimena Rey (con sede en Santiago de Chile) nace el proyecto Binacional de tango atendiendo a la iniciativa de poder formar entre músicos de ambos países una orquesta típica de dos banderas.

De estructura estándar de orquesta típica (base de bandoneón, piano, guitarra más quinteto de cuerdas) y cantor, el ensamble se diferencia de las demás agrupaciones plasmando un singular sello, mezcla de intensidades y buen gusto, sin descuidar la estética, los giros musicales y el respeto por ciertas características tradicionales del tango como lo son sus instrumentos y los arreglos. Sus integrantes, que provienen algunos de la Música clásica y otros desde el Tango más tradicional, sacan todo el provecho posible a esta fusión, logrando un estilo muy cuidado, pulido y de calidad técnica, pero a la vez con toda la energía y mística
del Tango más tradicional.